Se suspende el juicio contra el acusado de intentar asesinar a su exmujer y a una amiga, que tuvieron que ver a su agresor en el juzgado

Las acusaciones particulares y el Ministerio Fiscal lo tienen claro: «Si un vecino no hubiera entrado en la vivienda y reducido al agresor, el resultado hubiera sido letal». Las dos mujeres que resultaron heridas, una de ellas la exmujer del procesado, podrían haber muerto hace un año y «quién sabe que podría haber pasado con la hija», decía ayer una de las abogadas de la acusación particular, Susana Fernández Iglesias. Porque ese doble intento de asesinato que ahora se enjuicia, se produjo ante la niña de 8 años. El hombre se enfrenta a 27 años de prisión, aunque hasta diciembre no se conocerá su pena: el juicio se suspendió ayer por la ausencia de ese vecino que las salvó, ese testigo fundamental en el proceso. Y aunque la vista oral no se celebró, las dos víctimas, la exmujer del agresor y una amiga, representada por José Manuel Fernández González, tuvieron que cruzarse con el acusado.

 

Leave a reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.